Colisión frontal entre un micro y una camioneta dejó dos fallecidos en Leoni

Benicio Benítez (59), quien conducía una unidad de la empresa M. Horianski, murió en el acto. En tanto, Víctor Ravasio (40), comerciante de Capioví, falleció en el hospital

Policiales

El chofer de un micro de media distancia de la empresa M. Horianski y el conductor de una camioneta Chevrolet S-10 fallecieron ayer por la siesta como consecuencia de una espectacular colisión frontal entre los dos vehículos, ocurrida a 500 metros del puente sobre el arroyo Cuñá Pirú, en la ruta nacional 12 y en jurisdicción de Puerto Leoni.

También un acompañante del vehículo menor sufrió graves lesiones y ayer permanecía internado en grave estado de salud.

Las víctimas mortales por este suceso fueron identificadas como Benicio Benítez (59), quien iba al mando de un micro Mercedes Benz, y Víctor Ernesto Ravasio (40), oriundos de Eldorado y Capioví, respectivamente.

A causa del encontronazo, el ómnibus recorrió unos 70 metros e impactó de frente contra un paredón de piedras ubicado sobre la banquina, mientras que el otro vehículo fue arrastrado por el transporte la misma distancia, pero terminó su recorrido sobre la banquina contraria.

A partir de la reconstrucción hecha en el lugar del siniestro por parte de efectivos policiales se estableció que el hecho se produjo cerca de las 14.20 sobre el kilómetro 1452 de la citada arteria.

El interno de la empresa Horianski, en el que viajaban 44 pasajeros además del guarda y el chofer, circulaba en sentido Puerto Iguazú-Posadas.

Según indicaron fuentes que entienden en la pesquisa por este hecho, por motivos que hasta el momento no fueron confirmados, en un momento dado los dos vehículos colisionaron de frente y ambos terminaron sus recorridos en distintos lados de la banquina.

Inmediatamente, una gran cantidad de automovilistas que pasaban por el lugar se detuvieron para auxiliar a los involucrados en el siniestro vial.

Por desgracia, y como consecuencia del fuerte impacto contra el muro de piedras, el colectivero falleció prácticamente en el acto a causa de las graves lesiones sufridas. Por su parte, otro grupo de rescatistas debió trabajar un poco más de tiempo para sacar de la camioneta a sus dos ocupantes.

El conductor, que de acuerdo a fuentes policiales vivía en el barrio Centro, de Capioví, fue retirado inconsciente junto a su acompañante, Michael R. (33), de nacionalidad suiza. Ambos fueron trasladados hasta el hospital de Jardín América, en donde por desgracia el primero murió a los pocos minutos.

En tanto, el otro ocupante de la S-10 tuvo que ser derivado al hospital Samic de Eldorado en donde ingresó con fractura en fémur izquierdo, traumatismo grave de abdomen y lesión hepática. Hasta anoche permanecía en grave estado y con riesgo de muerte

Por su parte, cinco de los pasajeros del Horianski -tres de ellos menores de edad- también tuvieron que ser hospitalizados en Jardín América como consecuencia de los golpes y lesiones sufridas durante la colisión.

Misma suerte corrió el guarda del ómnibus, aunque por fortuna con heridas de menor consideración.

Colisión y espera
Al mismo tiempo que peritos de la División Criminalística trabajaban en el lugar del accidente en busca de reconstruir cómo se produjo el hecho y las causas del mismo, largas filas de vehículos se formaron en ambos lados de la ruta nacional 12 a causa del tránsito interrumpido.

En paralelo, la gran mayoría de los pasajeros del colectivo, quienes salieron ilesos del accidente, aguardaron un largo rato la autorización judicial para continuar con el viaje. Todo esto a un costado de la ruta para abordar otro micro de la misma empresa que había llegado al lugar.

Un joven que viajaba en el colectivo, y que prefirió resguardar su identidad, comentó a este medio algunos detalles sobre lo ocurrido.

“Íbamos hacía Posadas y se cruzó una camioneta, chocó de frente con el colectivo y lo arrastró 70 metros aproximadamente. Y el colectivo, a 70 metros, chocó del lado contrario contra un muro de piedras que había”, recordó el muchacho, quien agregó que sólo unos pocos pasajeros y el guarda resultaron con heridas de consideración.

Por su parte, otro automovilista que se dirigía a un arroyo de la zona junto a un amigo y que le tocó pasar instantes después de la colisión, comentó que tanto él como muchos otros viajantes brindaron ayuda y contención a los heridos.

“Yo iba con otro amigo y llegamos tres minutos después del accidente. Lo que me dijo antes de que sea atendido el guarda del colectivo es que la camioneta mordió la banquina, salió y después volvió a entrar a la ruta y que de ahí se produjo el impacto”, narró el hombre, quien además reconoció que si el colectivo no impactaba contra el paredón, quizás hubiera haber dado varios vuelcos sobre la banquina y así la tragedia habría sido mayor.

Por otro lado, según pudo saber este matutino, el conductor de la camioneta era comerciante de la localidad de Capioví y en la actualidad era socio de la fábrica de hielo Dunavich.