La mateada récord en Candelaria que no entró en el Libro Guinness

Sociedad

En un domingo histórico para Misiones, 18.723 personas de distintos puntos de la región se dieron cita en Candelaria el 3 de abril de 2016 para participar de la “mateada más grande del mundo”.

Desde las 15 de ese día, la música en vivo acompañó esta gran fiesta en la costanera candelariense. Fabián Meza, el Dúo Lira Vera, Rulo Espínola y David Bolzoni amenizaron la tarde.

Silleta en mano, familias enteras y grupos de amigos dejaban su auto en las calles aledañas y avanzaban dispuestos a matear.

Las empresas yerbateras ofrecieron agua caliente y yerba para renovar el mate. Y si bien había un Museo del Mate mostrando ejemplares llamativos, el solo caminar entre los grupos materos permitía asombrarse a cada paso: mates de madera, mate de porongo gigantes, tallados, forrados en cuero fueron presentados con orgullo por sus dueños.

El clima familiar predominó durante toda la tarde. No se registraron altercados entre la gente ni hurtos a los autos estacionados en los alrededores. El mate cumplió su rol: invitar a compartir.

Pese a la gran cantidad de participantes en la mateada -o más bien, precisamente por eso- el récord no fue homologado por el Libro Guinness, tal como se pretendía desde el origen mismo de la convocatoria.

Es que, como explicaría más tarde el entonces intendente de Candelaria, Daniel Luna, en principio se estimó que concurrirían entre 3.000 y 4.000 personas, por lo que acordaron con Guinness el sistema de control que suelen convenir en esos casos: que los propios organizadores sean quienes controlen. Pero cuando se trata de un evento con más de 5.000 personas, tiene que estar controlado por una empresa profesional en este tipo de verificaciones que trabaja con Guinness.

De esta forma, el récord que figura en el icónico Libro es una mateada celebrada en octubre del año siguiente en Asunción (Paraguay) que apenas congregó a poco más de 1.300 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.