Movilidad jubilatoria: ingresos, aportes que aumentarán en marzo, y otras pérdidas.

Sin categoría

El Gobierno oficializó el jueves último que la recomposición correspondiente al mes próximo será de 5,71%. Lo hizo con la resolución 2 de la Secretaría de Seguridad Social, publicada ese día en el Boletín Oficial. 
El porcentaje de la movilidad también se aplica, dentro del sistema de la seguridad social, a los pagos por nacimiento (será de $1740), adopción ($10.427), matrimonio ($2607) y asignación por cónyuge en el caso de jubilados ($359). La Anses también informó que la ayuda anual escolar será de $1250 por hijo.
-Jubilaciones y pensiones. El ajuste de 5,71% llevará el haber mínimo de $7246,64 a $7660,42 y el máximo, de $53.090,20 a $56.121,65. El incremento se aplica en forma generalizada a todos los jubilados y pensionados, con una excepción: no habrá otro ajuste para quienes ya recibieron una suba en enero.
-Salario familiar. En este caso se ajustan, siempre aplicando un 5,71%, tanto los montos de la asignación por hijo como los que definen los rangos de ingreso familiar que determinan cuánto se cobra y si se está dentro o fuera del sistema. Así, y según informó la Anses, desde marzo se cobrarán $1493 por hijo cuando los ingresos familiares no superen los $23.173, o cuando se trate de hijos de monotributistas de las categorías A, B, C y D; $1005 si en el hogar se perciben entre $23.173,01 y $33.988 o si se trata de un monotributista de la letra E; $605 si los ingresos están en el rango de $33,988,01 a $39.240 (o categoría F del monotributo) y $310 en las familias donde el ingreso es mayor que la última cifra del rango anterior, pero inferior a $94.786 (o monotributistas de las categorías G y H). El último monto citado es el límite de ingreso familiar para cobrar la asignación por hijo; a la vez, para acceder o mantener el derecho ningún miembro de la familia debe percibir más de $47.393. En el caso de los monotributistas, no cobran por sus hijos quienes están en categorías más altas que la H. En el caso de hijos con discapacidad, los pagos irán, según el nivel de ingresos, de $2170 a $4869.
-Prestaciones no contributivas. quedará en $5362, en tanto que la Prestación Universal para el Adulto Mayor (PUAM) que se otorga desde 2016, se elevará a $6128. Quienes perciben tanto la pensión no contributiva como la PUAM cobrarán en marzo, y por única vez, $375. La movilidad también alcanza a las pensiones de veteranos de Malvinas.
-Asignación Universal por Hijo (AUH). El monto de esta prestación, que alcanza a unos 4 millones de chicos, pasa a $1493. En marzo habrá un pago extraordinario, de $400.
-Aportes de autónomos y empleados. El pago mensual de los autónomos con destino al sistema previsional sube 5,71%. En las categorías I y II, las cifras pasarán a $1421 y $1989, respectivamente. Además, se incrementa el salario tope para el cálculo del aporte en el caso de trabajadores bajo relación de dependencia: la cifra irá de $81.918,55 a $86.596,10. Esos topes rigen para el cálculo del aporte jubilatorio del 11% y de los aportes para la obra social y al PAMI, del 3% en cada caso.
Jubilados con menos movilidad.
El director de la carrera de Economía de Universidad Nacional de Avellaneda, Santiago Fraschina, detalló que el análisis se llevó a cabo «teniendo en cuenta el nuevo índice y el bono compensatorio» el cual advirtió que «solo representa 6,4 por ciento de la pérdida que sufrirán los jubilados».
Señaló que la nueva fórmula de movilidad provocará que los abuelos, pensionados y beneficiarios de AUH terminaràn perdiendo en términos reales en los próximos años y detalló: «Aquellos que tengan 30 años de aporte, el año que viene perderán 4300 pesos, los que hayan aportado menos o se hayan jubilado por moratoria van a perder 4700 y aquellos que superan los haberes de 10 mil pesos van a perder 7.856 pesos».
Mientras tanto, en los próximos dos años la pérdida aumentará: «Los que hicieron más de 30 años de aporte 8.918 pesos y los que se jubilaron por moratoria llegarán a perder hasta 9.293 pesos y los que tienen haberes mayor a 10 ml pesos van a perder casi 15 mil pesos».
Bajo la misma línea, explicó que «la nueva fórmula con la que van a ajustar se basará en un 70 por ciento inflación y 30 por ciento del aumento del salario» por lo cual advirtió que «el problema de la inflación es el que se va tomar la cifra del INDEC y la inflación de los jubilados es distinta porque la canasta básica de los abuelos, uno de los productos que más consumen son medicamentos». Y subrayó que «en los últimos dos años, los remedios aumentaron casi un 100 por ciento».
Por último, Fraschina aclaró que «el bono que dará el Gobierno es de una sola vez y no logra compensar la pérdida». 
(Fuente: El Ancasti)