Dirigentes sociales le responden a Mauricio Macri: «Desprecia a los trabajadores y a los sectores humildes”

“Hasta el peor planero sueña que su hijo tenga otra vida”, dijo Macri y se ganó el rechazo de referentes de organizaciones sociales. En diálogo con Página/12, Juan Grabois, Gildo Onorato, Silvia Saravia y Eduardo Belliboni consideraron a esas palabras como "una bofetada a la dignidad de un sector muy amplio de la población". También remarcaron que la situación económica de miles de personas empeoró durante el gobierno de Cambiemos y que en ese lapso "se triplicaron lo que llaman planes sociales".

Noticias

Mauricio Macri lo hizo. De nuevo. A días de que su espacio político bloqueara la aprobación del presupuesto 2022 y habiendo pasado a la historia como el presidente que endeudó por 100 años a la Argentina, el exmandatario volvió a realizar declaraciones de desprecio hacia los sectores trabajadores del país, los planes sociales y la educación pública. Distintos referentes de movimientos sociales criticaron fuertemente los dichos. “Es una bofetada a la dignidad de un sector muy amplio de la población que se esfuerza en la economía popular e informal por darle de comer y educar a sus hijos e hijas”, consideró el dirigente social Juan Grabois, en diálogo con Página/12.

“Hasta el peor planero sueña que su hijo tenga otra vida”, fueron las palabras exactas que Macri pronunció, en referencia al tiempo en que las escuelas estuvieron cerradas durante la pandemia. El expresidente habló en una entrevista con Baby Etchecopar para A24. Cómodo con su interlocutor y su entorno, volvió a dejar en evidencia su forma de pensar. “Macri sufre una enfermedad que se llama aporofobia, la fobia de los pobres”, sostuvo Grabois. “Hablar del ‘peor planero’ es una forma de expresarse con desprecio fóbico, lo que es muy grave y muy hipócrita de su parte, debido al proceso de destrucción de empleo registrado asalariado durante su gobierno”.

“Durante el gobierno de Macri se triplicaron lo que llaman ‘planes sociales’ pero que, a partir de la Ley de Emergencia Social, se contemplan bajo la figura de salario social complementario”, dijo el fundador y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Esa es la primera contradicción que marcó. “La segunda es que, cuando habla de educación, olvida que su gobierno redujo el presupuesto educativo y degradó el Ministerio de Educación a Secretaría”, lo que, sumado a la suspensión del programa Conectar Igualdad, hizo que “muchos chicos y chicas de sectores populares hayan sufrido el agravamiento de sus condiciones pedagógicas”. También destacó los resultados de las pruebas educativas realizadas por Unicef, que mostraron los resultados más bajos en la historia del país durante el gobierno de Cambiemos.

“Hasta el peor derechista sabe que Macri es un vago”, señaló Grabois, retomando las palabras del expresidente. “No sé con qué autoridad habla de trabajo alguien que siempre vivió de su papi y no tiene ningún mérito propio para andar dando lecciones de esfuerzo”, añadió.

Gildo Onorato, dirigente del Movimiento Evita, coincidió con el diagnóstico: “El desprecio que tiene por lo popular, los trabajadores y los sectores humildes de nuestro pueblo es claro, y una afirmación así solo puede venir de un tipo que creció de espaldas al pueblo”, sostuvo, calificando a Macri como un “irresponsable que endeudó y condenó a nuestro país a una deuda fraudulenta e ilegítima, y a millones de personas a la pobreza”.

La mejor respuesta es demostrar todo el trabajo que hacen nuestros compañeros y compañeras, porque es falso que no trabajan: hay que dignificarlo, valorizarlo y reconocerlo para que también tengan el status y los derechos de cualquier trabajo”, expresó a este diario Onorato. Y concluyó: “Lo que diga Macri nos tiene sin cuidado porque ha sido uno de los peores males que ha tenido este país”.

Por su parte, Silvia Saravia, docente y referente de Barrios de Pie, recordó el aniversario reciente del estallido social del 2001 y el contexto que se vivía en ese entonces: “Hoy hay una serie de derechos como la Asignación Universal por Hijo y políticas de Estado como el Potenciar Trabajo que, aunque tienen límites y están lejos de ser algo formalizado, permiten a una parte importante de la sociedad tener un ingreso mensual vinculado a alguna tarea”, señaló.

“El propio Macri estuvo cuatro años en el gobierno y la cantidad de PyMEs que cerraron muestra todos los límites de su modelo”, sostuvo Saravia. “Es fácil anunciar la necesidad de trabajo, pero si después destruís las oportunidades, es solamente un verso”, añadió, señalando que “el macrismo no ha hecho sino empeorar todos los indicadores”. “Esa manera peyorativa de decir ‘hasta el peor planero’ muestra un desprecio que tiene como dirigente político hacia una parte importante de la sociedad, a la que él mismo no le brindó la posibilidad de trabajar y le entregó un plan”, consideró la dirigente social.

También Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, comentó a Página/12 su descontento con las expresiones del expresidente. “La frase de Macri recuerda a cuando, siendo gobierno, dijo que el drama era caer en una escuela pública, cuando su gobierno ha destruido la escuela pública y alimentado los planes sociales como nadie frente al fracaso de su política económica y de creación de empleo”, sostuvo. Asimismo, consideró que los dichos del fundador del PRO “son las declaraciones de alguien irresponsable por lo que dice, pero muy responsable de que la gente viva una situación dramática en lo económico y lo social, y que no tenga perspectiva de futuro.” 

“Es un momento para trabajar en la situación social y en cómo generar trabajo, no para hacer declaraciones irresponsables por parte de quien profundizó la pobreza y nos endeudó como nunca”, apuntó, contundente, el dirigente social.

Informe: Sofía Moure.

Fuente: